Home / Cultura Dominicana / El fogón de leña Tradicional
Pintura: Fogón de leña de Pedro Céspedes
Pintura: Fogón de leña de Pedro Céspedes

El fogón de leña Tradicional

Pintura: Fogón de leña de Pedro Céspedes
Pintura: Fogón de leña de Pedro Céspedes

¿Quién no ha disfrutado de las preparaciones caseras hechas en leña? Podría decirse que la mayoría de los visitantes de este Website en algún momento han disfrutado y han visto cocinar un exquisito sancocho o alguna otra receta en un fogón de leña.

Sin embargo, en los ultimos años esta práctica esta en disminuyendo rapidamente hasta casi desaparecer de los hogares de nuestra comunidad.

Todos quienes hayamos crecido o visitado un campo (zona rural) de República Dominicana conocemos y amamos el característico sabor acentuado de los alimentos cocinados o cocidos en un fogón, uno de los más tradicionales y rudimentarios modelos de estufa artesanal.

El fogón es como un tipo de horno abierto, montado sobre una estructura cuadrada o rectangular que sostiene las hornillas, en las cuales se cuecen los platos más criollos y tradicionales de nuestra cocina dominicana.

La mayoría de las veces los alimentos adquieren un sabor fuerte muy peculiar e inconfundible, debido al humo que produce la leña (trozos de madera para producir fuego) al calentar con su fuego los calderos que, llenos de hollín o tizne (como aquí le llamamos) nos brindan ricos platos, como el famoso arroz con habichuelas.

La base de un fogón se arma normalmente en madera robusta y encima se le coloca en cuadro sobre el cual se montan los hornos. Normalmente los hornos se ubican sobre una plataforma que corona la base o cajón. Algunos cubren esa plataforma con un vaciado de cemento liso. El cajón se rellena con barro o tierra amarilla.

creáme, no hay sabor igual al de una comida cocinada en fogón. La próxima vez que tenga la oportunidad de probarla, no dude en hacerlo.

Antes de que el gas fuera la forma más común para la cocción de los alimentos, en los campos, la cocción fue naturalmente de leña. Hasta hace pocos años era aun común este tipo de cocción en los campos y aun hoy muchos conservan sus hornos tradicionales o fogones en algunas casas.

El atractivo del fogón es que el aroma de la leña se agrega al sabor de la comida y da unos tonos sublimes casi imposibles de replicar en cocinas modernas. Esa es la razón por la que los que tuvimos la dicha de probar comida campesina tradicional apreciamos el sabor suculento, diferente y único que caracteriza a la comida del campo.

Ya modernamente, muchos han vuelto a la cocina en fogón, sobre todo para comidas especiales, por lo sabrosa que queda la comida y la posibilidad de “alardear” luego (Uno de los principales placeres de los cocineros)

Lo que no se ve ya tan frecuentemente es la cocción con leña. Lo común es ver fogones de carbón de leña o carbón natural. Hace unos días, estando en la casa de la abuela de la “sous chef” tuve la oportunidad de fotografiar un viejo fogón mixto que conservan para comidas especiales. Este tipo de fogón puede usarse con gas como con carbón natural.

Comments

comments

Te Puede Interesar

El Casabe: Pan de yuca

El casabe fue originalmente producido por los nativos americanos arahuacos, taínos y caribes en toda …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *